willypoorboys - Mi musica

Vaya al Contenido
1. "Down on the Corner"
2. "It Came Out of the Sky"
3. "Cotton Fields" Huddie Ledbetter"
4. "Poorboy Shuffle"
5. "Feelin' Blue"
6. "Fortunate Son"
7. "Don't Look Now (It Ain't You or Me)"
8. "The Midnight Special"
9. "Side o' the Road"
10. "Effigy"

Producido por John Fogerty
El cuarto disco de la CCR y el tercero publicado ese mismo año, ahí queda eso. Desde luego eran otros tiempos.
Su trabajo con un espíritu más local, más cercano a sus raíces, paradigma del conocido como "swamp rock". Dicho espíritu lo encarna perfectamente el clásico que lo abre, "Down on a corner", y ciertamente John Fogerty encarnaría sin duda el papel de Willy, muchacho sencillo del pueblo que toca música popular en una esquina de la calle a cambio de una moneda, haciendo que la gente se acerque a escuchar y a bailar. No es casualidad que decidieran poner ese nombre al disco además de que la portada no puede ser más descriptiva. Y aunque quizás Fogerty no fuera un "magic boy" es sin duda uno de los grandes del sonido procedente de Dixieland, y eso es decir mucho.
El disco sigue sonando a la Creedence pero ya digo que me parece su disco más sureño y más folk en sentido literal. Incluye una maravillosa versión del "Cotton fields" de Lead Belly e incluso en la instrumental "Poorboy shuffle" hacen un homenaje a sus raíces y se puede escuchar sonar instrumentos típicos de los inicios del country, del tipo "tabla de lavar" o por ejemplo un bajo fabricado de forma artesanal con objetos comunes de las granjas de los campos de algodón de por ejemplo Louisiana, a más o menos una milla de Texarkana.
También incluye "It came out of the sky" o "Midnight special" (otro tradicional adaptado por Fogerty) y se meten en el blues con "Feelin' blue" y la instrumental "Side o' the road". No hay corte de relleno.
Pero está claro que merece una mención aparte "Fortunate son", el paradigma de la canción protesta, en concreto contra las élites económicas y sociales de USA durante la guerra de Vietnam, a cuyos hijos no mandaban a morir allí. Pero la canción es tan buena y está cantada con tanta furia que se puede extrapolar a cualquier sociedad en pleno siglo XXI. Clásico de los clásicos de CCR.
El cierre viene con "Effigy", una canción con un tono menor muy diferente del resto siendo esto lo que la hace interesante.

Un discazo redondo e totalmente imprescindible.

Regreso al contenido