The Silencers - Todo reseñas

by felixgjc reseñando discos desde 2011
Vaya al Contenido
THE SILENCERS
(Haz click en las portadas para leer las reseñas)
A letter from St.Paul (1987)
A blues for Buddah (1988)
Dance to the holy man (1991)
A letter from St.Paul (1987)
1 Painted Moon
2 I Can't Cry
3 Bullets & Blue Eyes
4 God's Gift
5 I See Red
6 I Ought to Know
7 A Letter From St. Paul
8 Blue Desire
9 Possessed

Producido por David Bascombe
El primer disco de esta banda escocesa (pero formada en Londres), que tuvo un éxito aunque relativo sobre todo con el primer single "Painted moon". El otro que sacaron de este mismo disco fue "I see red" y tuvo aún menos repercusión.
Con un sonido muy de los ochenta, hacen una buena mezcla de pop y folk, usando en determinados momentos una instrumentación que le da un aire celta.
También destaca y los hace reconocibles la voz de su vocalista y también guitarra y compositor, Jimmie O'Neal.
Un disco redondo con buenas canciones además de las mencionadas como "I ought to know", "God's gift" o "Blue desire", realmente sin un corte malo aunque quizás "Possessed" sea la que menos me gusta.
Llama eso sí la atención la canción que da nombre al disco. Un tema instrumental donde se puede escuchar una inquietante voz femenina leyendo la carta en cuestión.
Buen disco, de los llamados "de culto", no muy conocido por la mayoría pero que tiene una legión de fans que lo consideran un disco fantástico.
A blues for Buddah (1988)
Answer Me
Scottish Rain
The Real Mc Coy
A Blues For Buddha
Walk With The Night
Razor Blades Of Love
Skin Games
Wayfaring Stranger
Sacred Child
Sand And Stars

Producido por Flood
El segundo disco de la banda escocesa es un buen disco, redondo y sin desperdicio.
Su sonido es una mezcla de folk y pop de raíces celtas con el blues y el rock lo que hace que suenen americano y escocés a la vez. La verdad es que históricamente la combinación de esas dos culturas musicales siempre ha funcionado y este caso no es una excepción. Otros ejemplos podrían ser Del Amitri o The Proclaimers.
El álbum está lleno de buenas canciones, fáciles de escuchar y con varias melodías y estribillos pegadizos como "The real McCoy", "Razor blades of love" o "Scottish rain", esta última es quizás la canción más conocida de un disco que tampoco tuvo una respuesta comercial excesivamente positiva.
Música amable y agradable de escuchar de esa que te da buenas vibraciones.
Disfrutable.
Dance to the holy man (1991)
1. Singing Ginger
2. Robinson Crusoe in New York
4. The Art of Self Deception
5. I Want You
6. Just Can't Be Bothered
7. Cameras and Colleseums
8. One Inch of Heaven
9. Hey Mr Bank Manager
10. This Is Serious / John the Revelator
11. Afraid to Love
12. Rosanne
13. Electric Storm
14. When the Night Comes Down
15. Robinson Rap

Producido por Mark Wallis, John Leckie y Jimme O'Neill
El tercer álbum de esta banda escocesa cuando ya sólo quedaban como miembros originales de su formación el vocalista Jimmie O'Neill y el guitarra Cha Burns, aunque pasa como casi siempre y son los que firman la práctica totalidad de los temas.
Después de los dos primeros cortes que son casi una introducción viene "Bulletproof heart" y su famoso silbido que hace de estribillo, de lo más pegadizo. Este single hizo que fueran bastante conocidos durante un tiempo.
Pero hay mucho más porque a continuación vienen varios temas fantásticos y seguidos; "The Art of Self Deception", "I want you" y "Just Can't Be Bothered".
Y más adelante otros como "One Inch of Heaven" o "This Is Serious".
Pop rock amable mezclado con folk con aires celtas.
Accesible y de disfrute inmediato.
Buen disco.
Regreso al contenido