standup - Mi musica

Vaya al Contenido
1. A New Day Yesterday
2. Jeffrey Goes To Leicester Square
3. Bourée
4. Back To The Family
5. Look Into The Sun
6. Nothing Is Easy
7. Fat Man
8. We Used To Know
9. Reasons For Waiting
10. For A Thousand Mothers

Producido por Ian Anderson y Terry Ellis

Segundo disco de Jethro Tull que supone algunos hechos determinantes para la historia de la banda.
Ian Anderson se convierte en el líder absoluto, componiendo todas las letras y toda la música del álbum, algo que sería norma de aquí en adelante. Además de la flauta, en este diso toca la guitarra acústica, la mandolina, la balalaika, el piano y el órgano. Lógicamente también canta. Mike Abrahams abandona la banda por diferencias musicales con Anderson, ya que este pretendía hacer una música mucho más ecléctica, avanzando desde el blues e incluyendo folk, jazz o incluso la música clásica. Además tambien quería incluir sonidos indios, orientales o celtas y en general cualquier inspiración que se le pasara por la cabeza.
Segundo hecho importante, se incorpora a la guitarra eléctrica Martin Barre, miembro fijo en todos los álbumes de su discografía desde ese momento a pesar de las idas y venidas de diferentes miembros a lo largo de todos estos años. Hasta llegar a Barre hubo una serie de "audiciones" llegando a tocar en la banda en algun momento el mismísimo Tony Iommi. Barre era un músico en formación, lo que abría las posibilidades musicales de la banda, limitadas con Mike Abrahams, un músico experto pero limitado al blues.
El álbum incluye los clásicos "A New Day Yesterday", "Bourée", adaptación de una música de J. S. Bach y "Fat Man".
Además también contiene "Look Into The Sun", "Nothing Is Easy" o "For A Thousand Mothers", fantásticas canciones con las que Ian Anderson crea un sonido inconfundible y reconocible como propio de Jethro Tull. Yo diría incluso que inimitable.
Y por último destacar dos joyas que no han pasado a clásicos de su discografía pero que son dos maravillas como "We Used To Know" y "Reasons For Waiting".
Una curiosidad, la edición en vinilo, cuando se abría, permitía que las imágenes de carton de los miembros de la banda se pusieran de pie, al estilo de algunos cuentos para niños, jugando así con el título del disco.
Segun Ian Anderson, un álbum de rock "preproguesivo" pero más vulgar y agresivo que lo que sería posteriormente el rock progresivo.
Disco imprescindible de su discografía.
Regreso al contenido