moresongsabout - Mi musica

Vaya al Contenido
1. "Thank You for Sending Me an Angel"
2. "With Our Love"
3. "The Good Thing"
4. "Warning Sign"
5. "The Girls Want to Be with the Girls"
6. "Found a Job"
8. "I'm Not in Love"
9. "Stay Hungry"
10. "Take Me to the River"
11. "The Big Country"

Producido por Brian Eno
Más canciones sobre edificios y comida y más de lo mismo.
El segundo disco de la banda neoyorquina y el primero con Brian Eno, lo que significa más madera para los Talking Heads. La suma de los cerebros musicales y creativos de Eno y Byrne solo podía dar un resultado musical y creativamente explosivo.
Un disco que desde el primer segundo te pasa por encima y te inunda con la infinidad de estímulos musicales que recibes en forma de voz, arreglos, sonidos, efectos o utilización de instrumentos. En términos de sonoridad es un disco brutal.
Aunque como he dicho antes el disco es básicamente más de lo mismo como su título indica, la diferencia estriba en que tras alucinar con el primero, lo que nos parecía sorprendente entonces, ahora ya se acerca a lo convencional dentro del sonido de Talking Heads. Pero no deja de ser una diferencia fundamentalmente subjetiva. Es nuestra percepción de donde están los límites lo que ha cambiado pero en mi opinión el disco es tan bueno como el debut y suena igual de innovador y sorprendente ("With our love", "The good thing" o "Artist only").
Un disco acelerado que no da tregua desde el primer corte hasta casi el final y sin ser un disco dirigido expresamente a las pistas de baile la mayoría de cortes son bailables, supongo que por la importancia que toma el ritmo en la mayoría de canciones. Sin duda funciona la mezcla de la forma de cantar de Byrne con la fantástica base rítmica que crean Tina Weimouth y Chris Frantz cuyo trabajo es realmente brillante ("Found a job" o "Warning sign").
Por último, imposible no destacar la sorprendente versión que hacen de "Take me to the river" de Al Green que por cierto fue single de relativo éxito. Este tema junto con "The big country" ponen un cierre diferente e inesperado al álbum, directamente parecen sacadas de otro disco o de otra etapa posterior de su carrera, dónde estarán más cerca de sus raíces americanas y más lejos del sonido new wave.
En todo caso tras la escucha de "More songs about buildings and food" se repite la sensación del anterior de que estás escuchando el nacimiento de una perspectiva nueva de hacer música.
Un álbum fantástico y excitante.
Regreso al contenido