blizzardozz - Mi musica

Vaya al Contenido
1. "I Don't Know"
2. "Crazy Train"
3. "Goodbye to Romance"
4. "Dee"
5. "Suicide Solution"
6. "Mr. Crowley"
7. "No Bone Movies"
8. "Revelation (Mother Earth)"
9. "Steal Away (The Night)"

Producido por Ozzy Osbourne, Randy Rhoads, Bob Daisley y Lee Kerslake

El primer disco de Ozzy Osbourne tras su salida de Black Sabbath. En ese momento la posibilidad de una carrera en solitario de éxito para Ozzy generaba más incertidumbre que otra cosa.
Sin embargo el as que guardaba en su manga era Randy Rhoads. El fantástico guitarrista es responsable de al menos la mitad del disco, en la parte composición pero sobre todo en el sonido del mismo con la aportación sus riffs y solos de guitarra en los que sus dedos recorren el mástil a velocidad endiablada. Quizás para reconocerle su papel Ozzy le concede la licencia de un corto interludio llamado "Dee", en el que es el absoluto y único protagonista con la guitarra española en sus manos.
El disco abre con el riff de "I don't know" y a continuación suena uno de los clásicazos del repertorio de Ozzy en solitario, "Crazy train". Después vienen otros buenos temas como "Goodbye to romance" (canción dedicada al fin de su relación con Black Sabbath) , "Mr.Crowley" (con su intro de peli de miedo serie B y con Randy Rhoads mostrando su talento en varias partes de la canción) o "Mother earth" (dónde Ozzy hace de visionario previendo el futuro del planeta).
También Incluye la polémica "Suicide solution" por la que fueron demandados por los padres de un adolescente que se suicidó, supuestamente tras escuchar este tema. Que digo yo que habría algún motivo más porque no es una mala canción, al menos no tanto como para que te quieras suicidar tras escucharla. En cualquier caso es cierto que no es de las mejores del álbum para mí.
Cierra con "Steal away" (otro de los cortes destacables del disco) y en la reedición de 2002 se añadió un tema extra, "You lookin' at you", con un estribillo y una melodía fantásticas y de lo más pop a pesar del potente riff al galope.
Con un sonido menos oscuro y menos denso que el de su antigua banda aunque recurriendo muchas veces a los acordes menores para dar ese tono lúgubre tan característico y por supuesto con una portada acorde a su leyenda en la que sigue encantado de cultivar su personaje vinculado con lo satánico y las fuerzas del mal, siempre de forma menos sutil que con Black Sabbath y a veces bordeando lo pueril. También incluye alguna canción con tono humorístico como "No bone movies", por cierto el título se refiere a las películas porno.
Lo dicho, primer paso en la carrera en solitario de este "padrino" del heavy con el que se convirtió en una estrella con nombre propio y un disco clave en la evolución del heavy de los 80.
Imprescindible, uno de los mejores de su discografía solo.
Regreso al contenido