back - Mimusica2019

Vaya al Contenido
1.-Hells bells
2.-Shoot to thrill
3.-What do you do for money honey
4.-Givin the dog a bone
5.-Let me put my love into you
6.-Back in black
7.-You shook me all night long
8.-Have a drink on me
9.-Shake a leg
10.-Rock and roll ain't noise pollution

Producido por Robert John "Mutt" Lange
El destino se rie en nuestra cara muchas veces.
Cuando fallece Bon Scott en la cima de la carrera y del éxito comercial de AC/DC nadie sabe cual va a ser el futuro del grupo sin su vocalista, que además era letrista y el alma de la banda.
Y resulta que encuentran a un tipo, Brian Johnson, con las mismas aficiones que Scott, esto es sexo, alcohol y rock y que cuadra perfectamente en su forma de cantar con el sonido de la banda. Hasta el punto de que, aunque son diferentes, este disco es perfectamente continuación del anterior.
La diferencia quizás es que la imagen de Scott era como de bala perdida y la de Johnson es como de bruto, juerguista pero en el fondo una buena persona.
Nada más lejos que un cambio de estilo, ni un paso atrás ni para tomar impulso
Aunque el disco comienza como un tributo al cantante recientemente fallecido, por las campanas del infierno (¿tocadas por Bon desde allí?) realmente luego continúa con la temática típica del grupo.
Incluye varios de mejores temas de AC/DC como "Hells bells", "Shoot to thrill","Back in black" o "You shook me all night long".
Pero quiero destacar la última canción de cada cara del album (del vinilo); dos blues impresionantes "Let me put my love into you" (título explícito donde los haya) y un himno para los amantes del rock, cuando lo oyes no puedes más que subir el volumen, "Rock and roll ain't noise pollution".
Pues eso, que si no lo tienes vayas ahora mismo a la tienda y lo compres.
Uno de los mejores discos de la historia del rock. Habría que ponerlo en la escuela para que los niños aprendieran y luego no pasara lo que pasa con "Operación karaoke". Es una pasada y se lo he oido decir a poperos, heavys, rockeros, raperos, etc. ¿A que esperas?
Imprescindible.

Regreso al contenido